Diputado Jürgensen: Debemos mejorar criterios en demarcación de señaléticas viales en carreteras sobre todo en temas de velocidad

Consciente del uso preferente que se hace de las autopistas y carreteras a nivel nacional como principal medio de transporte y la exposición a diferentes peligros para quienes circulan por estas vías, es que el Diputado Harry Jürgensen planteo la necesidad de modernizar, mejorar y considerar algunos aspectos en torno a la demarcación y señaléticas a fin de brindar mayor seguridad y mejores herramientas de apoyo a conductores y usuarios, materia que corresponde al Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones.

“Donde hemos puesto especial atención, dice relación con los cambios bruscos de velocidad máxima en algunos tramos de la rutas”, indica el parlamentario. Lo que está señalado en la carretera únicamente por letreros redondos que indican velocidades máximas permitidos. “Sabemos que en Chile la máxima en las autopistas es de 120 Km/h, pero esto en varios puntos cambia drásticamente a 100 Km/h, incluso a 80 Km/h.”
“Son Cambios excesivamente bruscos que puede confundir al conductor y además muchas veces acentúa esfuerzos para controlar las velocidades en carreteras en estos tramos y se descuida quizá el control de velocidad máxima de 120 Km/h en zonas en que tanto conductores de automóviles, camiones y buses sobrepasan con creces.”

“Debemos implementar y replicar lo que existe en otras partes del mundo en este tipo de situaciones y es por eso que hemos presentado un proyecto de resolución que va en esa línea”, indica Jürgensen.

El diputado RN exhibe como ejemplo lo que ocurre en las inmediaciones de Osorno en la ruta 5 Sur a la altura del kilómetro 930 : “Al transitar de Sur a Norte aparece a un costado de la ruta un casi imperceptible y sorpresivo letrero que indica un cambio de velocidad máxima a 80 kilómetros por hora. Nuestro proyecto dice que en este tipo de situaciones, debe existir antes un tramo lo suficientemente largo demarcado en rojo sobre la carretera señalando el cambio de velocidad máxima y de esta forma se alerte a conductores a fin de contribuir con la seguridad vial”, agrega.

“Además una marca a nivel de suelo impide que el conductor retira la vista de la ruta y mantenga la atención del conductor en esta y no se distraiga mirando a los costados de la carretera”, señala Jürgensen.

Con estas consideraciones a la vista el parlamentario por el Distrito 25 Harry Jürgensen presentó un proyecto de resolución que solicita al Presidente de la República que a través del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones se realicen las modificaciones pertinentes al Manual de Señalización de Tránsito para exigir a las autopistas urbanas e interurbanas incorporar una demarcación de color rojo cuando corresponda realizar una reducción drástica de la velocidad máxima de conducción y contribuir de manera eficaz con la educación vial de los conductores. Implementación y costos que deben asumir también los concesionarios de carreteras y autopistas.

Recent Posts