Pequeños grandes científicos sorprenden con sus investigaciones

Niñas y niños de la provincia de Palena, Chiloé, Osorno y Llanquihue, hablan sobre el desarrollo de proyectos de investigación. Se puede postular hasta el 12 de septiembre al Congreso Regional Escolar de las Ciencias y la Tecnología a través del correo karina.bravo@uach.cl

Camila Núñez, viaja todos los días en bus desde Hueque sur para no faltar a clases.  En el lugar, se reúne con sus nueve compañeros y compañeras que conforman la Escuela Rural Hueque Norte. Un privilegiado lugar de la comuna de Chaitén, situado en la península de Comau, frente al río Huequi que desemboca en el Mar Interior de Chiloé. Lugar donde solo se puede acceder por aire o por mar.

A su corta edad, está decidida en seguir la senda científica por ello participa con mucho entusiasmo en el Club Científico Escolar “Pudú aquí…yo te cuido”, integrado por estudiantes desde 1º a 6º año básico. Ellos salen a avistar Pudúes en zonas pobladas, para lograr explicar el fenómeno de que “se ha visto esta especie muchas veces en la localidad y ahora es común encontrarlo en el río, las casas e incluso entremedio de las ovejas.”, relata la pequeña investigadora.

La aventura comienza cuando Camila junto a su Club identifican puntos estratégicos y colocan cámaras en lugares más concurridos del animal para poder capturar su aparición. Además, recorren su localidad encuestando a vecinos y vecinas sobre la cantidad de avistamientos, frecuencia y sectores donde se han divisado.

A más de 700 kilómetros de distancia se encuentra Vicente Cárdenas de 13 años del Colegio Proyección Siglo XXI que está desarrollando una interesante propuesta que “combate el calentamiento global a través de un filtro vivo, que es una especie de muralla verde que disminuye los gases efectos invernaderos, gracias al crecimiento de las plantas que son “Mala Madre”. En mi casa tengo unas macetas para ver su funcionalidad y hacer registros todos los días”, describe Vicente.

En la tierra mágica de Chiloé, también hay pequeñas grandes científicas, como, Catalina Oyarzo que cursa 7mo año básico y pertenece al Club del Colegio El Pilar de Ancud. “Lo que más me gusta de la ciencia es poder andar en terreno. Por eso a principio de este año junto a mi docente y compañeros decidimos averiguar si la deforestación está afectando a las abejas y a la actividad apícola de las personas que trabajan a partir de este recurso”, indica la estudiante.

Dayana Ascencio, estudiante de 6 año básico del Club científico “Quetrupe Pata” del Colegio Mirador del Lago de Puerto Varas, dos veces a la semana toma sus botas para ingresar al Estero la Quebrada, ubicada a unos metros del establecimiento. “A raíz de la contaminación del Lago Llanquihue, decidimos trabajar en una investigación que busca determinar la calidad de agua de este lugar que se encuentra dentro de un proyecto de parque urbano. Esto es muy importante porque en un futuro puede ser un área visitada por familias, niñas y niños”, explica Dayana.

El significado de la ciencia

“La ciencia nos da la posibilidad de hacer una labor social frente a la vulnerabilidad. Para los niños y niñas es una experiencia de vida el hecho de viajar en avión o de ser atendidos en otros lugares porque la gran mayoría han estado en su misma isla, pueblo o campo, en el cual no tienen interacción con otros y otras y a través de la ciencia se comienzan abrir un mundo de posibilidades”, comenta Eduardo Olivares, docente del Liceo Paulo Freire de Quellón que dirige la investigación de estudiantes de 1ro y 2do medio sobre la fertilización a través de la descomposición de macro algas en el archipiélago de Chiloé.

Elizabeth Gallardo, dirige el Club Científico “Mirada Nativa” integrado por escolares de segundo ciclo básico de la Escuela Hospitalaria de Puerto Montt que están desarrollando un proyecto de investigación sobre las propiedades medicinales de los árboles nativos y endémicos de la región. “Esta iniciativa trasciende varias asignaturas y queremos crear una revista con esta información para difundir entre los usuarios del hospital y otros colegios hospitalarios como una forma de dar a conocer nuestra flora y fauna y que a la vez cuente de nuestra cultura”, apuntó Gallardo,

La profesora destaca que los niños, niñas y jóvenes a quienes educa, “han interrumpido muchas veces su etapa escolar por problemas de salud o han sido víctimas de la no inclusión que se vive en nuestra sociedad y la ciencia les ha ayuda a reencantarse con el aprendizaje y recuperar su autoestima durante el proceso de recuperación de la salud”.

El Proyecto Asociativo Regional PAR Explora de CONICYT Los Lagos, ejecutado por la Universidad Austral de Chile, Sede Puerto Montt, recibe hasta el 12 de septiembre los proyectos de investigación escolar que postulan al XVI Congreso Regional Escolar de las Ciencias y la Tecnología que se realizará entre el 28 y 30 de octubre.

Bases y formularios se pueden descargar a través de la página https://www.explora.cl/lagos/ y los documentos deben ser enviados al correo  karina.bravo@uach.cl.

 

 

Recommended Posts